Guerra Ucrania – Rusia, hoy en directo

0
25

La Justicia rusa impuso hoy una multa de 15 millones de rublos (cerca de 265.000 dólares) a Google, por negarse reiteradamente a guardar los datos de los usuarios rusos en servidores ubicados en Rusia, según lo estipulado por las leyes rusas.

El Tribunal halló al gigante informático culpable de una violación administrativa, por incumplir reiteradamente “sus responsabilidades de garantizar la copia, sistematización, recopilación y almacenado de los datos personales de ciudadanos rusos en bases de datos ubicadas en territorio ruso”, según Interfax.

Fue capitán de la Selección rusa de fútbol entre 2012 y 2016 y en 2019 anunció su retirada. Ígor Denisov ha sido el último deportista en posicionarse públicamente sobre la guerra que se está dando en Ucrania por la invasión de las tropas rusas.

En una entrevista de casi dos horas en el canal ruso de YouTube
Nobel, el exfutbolista ha condenado la guerra impulsada por el presidente ruso, Vladimir Putin. “Es un completo horror”, aseguró.

“A lo mejor me arrestan o me asesinan después de estas palabras, pero estoy diciendo las cosas como son”, añadió Denisov a sus 38 años.

Informa Marcos Mouro, periodista de
La Vanguardia.

El asesor del alcalde de Mariúpol, ciudad portuaria ucraniana bajo control de las tropas rusas, afirmó hoy que posiblemente hasta 22.000 personas han sido enterradas ya en fosas comunes.

“A día de hoy, según nuestras estimaciones, ya hay enterradas en fosas comunes entre 20.000 y 22.000 personas. No se sabe cuántas más hay bajo los escombros”, dijo Petró Andryushchenko a la televisión ucraniana en declaraciones recogidas por la agencia Unian.

Agregó que nadie entre las tropas rusas “se molesta” en buscar primero los cuerpos de los muertos y retirarlos.”Básicamente, sencillamente lo rastrillan todo y lo llevan al vertedero. Seamos sinceros, nunca conoceremos a todos los que fueron sacados de esta manera. Y nunca los encontraremos”, señaló.

Rusia admitió hoy que las condiciones externas han cambiado para mucho tiempo o incluso para siempre para la economía del país debido a las sanciones occidentales, que impactan en su sistema productivo, logístico y tecnológico.

“Las condiciones externas han cambiado para mucho tiempo por no decir para siempre”, señaló la gobernadora del Banco Central de Rusia (BCR), Elvira Nabiúlina, durante una conferencia en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

Según la economista, está claro que la situación “es muy compleja, muy desafiante”, y por ello se trata de ser “flexible”.

Christine Lambrecht, ministra de Defensa alemana, ha asegurado que su país espera poder entregar sistemas de lanzamiento de misiles a Ucrania “a finales de julio” o “principios de agosto”.

“La formación para estos cohetes puede empezar a finales de junio, de tal manera que la entrega pudiera ser a finales de julio, principios de agosto”, declaró la política a su llegada a la reunión de titulares de Defensa de la OTAN que se celebra en Bruselas.

La ministra se pronunció así después de que Alemania se comprometiera a entregar a Kiev sistemas múltiples de lanzamiento de cohetes y munición guiada, en el marco de la tercera reunión del grupo de contacto en apoyo a Ucrania, organizada el miércoles en Bruselas.

Se trata de un cargamento con ropa, alimentos y otros complementos para tratar de hacer frente a la situación que está viviendo el país y que ya supera con creces los 100 días.

La política exterior de china china sigue sin variaciones respecto a la guerra en Ucrania y el presidente Xi Jimping, durante una llamada telefónica, reafirmó el discurso de su homólogo ruso Vladimir Putin.

Mostró su disposición a continuar con el apoyo mutuo a Rusia en cuestiones relacionadas con “la soberanía, la seguridad y otros asuntos de gran preocupación”.

Informa Ismael Arana, corresponsal de
La Vanguardia en Hong Kong.

Las autoridades de la separatista república popular de Donetsk, en el este de Ucrania, no tiene planes de canjear a los ciudadanos británicos, acusados de ser “mercenarios” y condenados a muerte, según informó hoy el dirigente local, Denís Pushílin.

“Ese asunto no se discute”, dijo Pushílin a la agencia Interfax. Agregó que tampoco está sobre la mesa la posible absolución de los combatientes extranjeros.

En cuanto al cumplimiento de la condena, señaló que los británicos tienen un mes para recurrir la sentencia y posteriormente “se tomará la decisión” correspondiente.

Al menos cuatro personas han muerto y otras seis han resultado heridas en un ataque con misiles lanzado en las últimas horas por las tropas rusas contra la región ucraniana de Sumy, en el noreste del país.

Según informó este jueves Dmytro Zhyvytskyi, jefe de la Administración Militar regional de Sumy, en su cuenta de Telegram, el ataque “lanzado por las fuerzas enemigas” se produjo durante la última noche.

“Cuatro personas murieron y al menos seis resultaron heridas. Es una explosión que todos escucharon en la mitad del distrito de Sumy y en el centro regional”, explicó el alto mando militar, según las agencias locales.

Los líderes europeos Emmanuel Macron, Olaf Scholz y Mario Draghi quieren dar con su viaje a Ucrania “un mensaje de unidad europea a los ucranianos”, afirmó el presidente francés en unas breves palabras tras llegar a la capital del país.

Macron, Scholz y Draghi llegaron esta mañana a Kiev para reunirse con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, con quien hablarán de la guerra y las aspiraciones ucranianas para entrar en la Unión Europea.

Este viaje “es un mensaje de unidad europea a los ucranianos y las ucranianas, de apoyo para hablar a la vez del presente y del futuro, porque sabemos que las próximas semanas serán muy difíciles”, indicó Macron en unas breves palabras en el andén.

El viaje de los tres mandatarios demuestra “un fuerte mensaje de solidaridad al presidente Volodimir Zelenski y al pueblo ucraniano”, afirmaron fuentes del Gobierno italiano tras la llegada de los tres mandatarios a la capital de Ucrania

El viaje lanzará también “un mensaje de unidad y plena cohesión de los países europeos al condenar la invasión de Ucrania, al sancionar a Rusia y al ayudar a Kiev”, añadieron las fuentes.

Los encarnizados bombardeos rusos sobre suelo ucraniano están convirtiendo el terreno que antes ocupaban fábricas o viviendas en solares llenos de escombros.

El uso masivo de morteros, cohetes y misiles, además de la destrucción física de infraestructuras, persigue que el sistema productivo y en definitiva la economía ucraniana en su conjunto quiebre por completo. Cualquier prolongación de la guerra misma ayuda en ese propósito del Kremlin.

Informa el periodista de La Vanguardia Enrique Figueredo.

Los líderes políticos de Alemania, Francia, Italia y Rumanía han visitado la ciudad ucraniana de Irpin, donde al igual que en la vecina Bucha se descubrieron casi 300 civiles muertos tras la retirada de las tropas rusas a finales de marzo.

El presidente francés, Emmanuel Macron, el canciller alemán, Olaf Scholz, el presidente del consejo italiano, Mario Draghi, y el presidente rumano, Klaus Iohannis, han recorrido algunas delas calles de la ciudad en medio de un fuerte dispositivo de seguridad donde se podían ver la práctica totalidad de los edificios dañados por la batalla que tuvo lugar allí en marzo.

“Tenéis al mundo de vuestra parte”, ha dicho Draghi a la autoridades locales. Este viaje “es un mensaje de unidad europea a los ucranianos y las ucranianas, de apoyo para hablar a la vez del presente y del futuro, porque sabemos que las próximas semanas serán muy difíciles”, ha indicado el presidente francés, Emmanuel Macron, a la llegada a la capital, Kyiv

El canciller alemán por su parte, señaló antes de esa llegada que “es importante que los jefes de gobierno de los tres grandes países, que ya estaban presentes en la fundación de la Comunidad Económica Europea, viajen a Kiev y muestren su apoyo a Ucrania y a los ucranianos en esta situación tan especial de guerra”.

Rusia ha puesto este jueves sobre la mesa un hecho que parecía irremediable a causa de la guerra: las condiciones externas, o sea las sanciones europeas y el apoyo a Ucrania, han cambiado el paradigma del sistema productivo, logístico y tecnológico del país.

“Las condiciones externas han cambiado para mucho tiempo por no decir para siempre”, ha señalado la gobernadora del Banco Central de Rusia (BCR), Elvira Nabiúlina, durante una conferencia en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

Según la economista, la situación “es muy compleja, muy desafiante”, y por ello se trata de ser “flexible” y responder a estos cambios económicos “de manera proactiva” y repensar las exportaciones, uno de los principales focos del comercio ruso.

El presidente de Francia, Enmanuel Macron, el canciller alemán, Olaf Scholz, y el primer ministro de Italia, Mario Draghi, que viajaban juntos en tren desde Polonia hasta Kyiv para reunirse con Zelenski, ya se encuentran en la capital ucraniana.

Allí se han trasladado hasta el hotel donde se encontrarán con Volodimir Zelenski, el presidente ucraniano, con el que se reunirán próximamente para hallar una salida del conflicto armado con Rusia.

La foto que se producirá será uno de los mayores símbolos del apoyo de Occidente a Ucrania, aunque Scholz dijo recientemente que no visitaría Kiev “simplemente para hacerse una foto” con Zelenski, sino cuando hubiera motivos consistentes para hacerlo.

Lee toda la información aquí:
Scholz, Macron y Draghi ya están en Kyiv para hablar del futuro de Ucrania

El suministro de gas ruso a Europa ha mantenido su tendencia a la baja este jueves, desatando la preocupación por la reposición del almacenamiento para el invierno y encendiendo una disputa diplomática.

El proveedor ruso Gazprom ha culpado a las sanciones occidentales de obstaculizar los trabajos de mantenimiento, mientras en Ucrania los líderes europeos Macron, Scholz y Draghi se reúnen con Zelenski para desatascar la guerra con Rusia.

El gigante gasístico Gazprom ha anunciado hoy un segundo corte de suministro en otros tantos días en el gasoducto Nord Stream 1 hacia Alemania, reduciendo los flujos a sólo el 40% de su capacidad.

Europa se sorprendió a sí misma dando una respuesta fuerte y unánime a la invasión de Ucrania. Se habló, incluso, de que había encontrado una voz propia y estaba en condiciones de convertirse en una superpotencia.

Sin embargo, han pasado más de tres meses desde esta euforia inicial y ahora el apoyo a los ucranianos ya no es tan firme. La mayoría de los europeos aún quiere que Ucrania gane la guerra y Rusia sea castigada, pero un grupo creciente de ellos también considera que el coste de apoyar a Kyiv es demasiado alto y que debería alcanzarse la paz cuanto antes, aunque sea a cambio de concesiones territoriales a Rusia.

Lo explica en La Vanguardia el periodista Xavier Mas de Xaxàs

El presidente francés, Emmanuel Macron, el canciller alemán, Olaf Scholz, y el primer ministro italiano, Mario Draghi, han llegado hace unos minutos al hotel de Kyiv donde se reunirán con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski.

Es el primer viaje de los tres líderes europeos a Ucrania desde que estalló la guerra el 24 de febrero, una visita que esperan sirva para encontrar soluciones a la guerra.

Desde Ucrania se temen medidas para finalizar la guerra sin una derrota de Rusia, pero por el momento no se ha concretado ninguna propuesta de este tipo.

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha expresado este miércoles su preocupación por los informes de niños ucranianos que habrían sido “deportados a la fuerza” de Ucrania y llevados a Rusia para su posterior adopción.

“Nos preocupan los supuestos planes de las autoridades rusas para permitir el traslado de niños de Ucrania a familias en Rusia. Estas medidas no parecen incluir políticas para la reunificación familiar ni contemplar los mejores intereses de los niños”, ha escrito Bachelet en un comunicado.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU investiga las denuncias acerca de niños sacados de orfanatos en la región del Donbass, en el este de Ucrania, aunque la oficina de la Alta Comisionada no ha podido confirmar estas alegaciones ni la cantidad de niños que se podrían encontrar en tal situación.

“Te quiero mucho. No te preocupes”. Los dedos de Vlada acarician en la pantalla del móvil el último mensaje que Pavel, su prometido, le envió el pasado 16 de mayo. Tras rendirse ese día con otros combatientes ucranianos de Azovstal hace casi un mes no ha sabido nada más de él.

Poco después de dejar las armas, los militares ucranianos atrincherados en el complejo siderúrgico de Mariupol durante 82 días fueron trasladados por el Ejército ruso en autobuses a un destino desconocido.

Rusia ofrece un corredor humanitario para los civiles atrapados en la planta química de Azot, donde hay unas 500 personas, incluidos 40 niños, pero a territorio controlado por los rusos.

Ucrania teme para que no se de “una nueva Mariúpol”, otra guerra sangrienta donde la vida de los civiles corre peligro real.

En estos momentos, Severodonetsk está prácticamente aislada. Sus principales conexiones con el resto de Ucrania, los cuatro puentes que unían la ciudad con la vecina Lisichansk, al otro lado del río Siverski Donetsk, han sido destruidos por el ejército ruso.

Las personas que han sobrevivido a una matanza como la que sucedió en la pequeña localidad de Bucha, en las cercanías de Kyiv, necesitan mucho apoyo psicológico para intentar pasar página de lo ocurrido.

En esta situación, la mayoría de civiles aún vivos padece insomnio, pesadillas, irritabilidad, miedo, ansiedad, inseguridad, sentimiento de culpa por haber sobrevivido, temor a no poder o saber proteger a los seres queridos en caso de necesidad.

Por esto, desde el mes de abril, un grupo de psicólogas atiende a los supervivientes con la misión de recuperar el ánimo y hacer comprender a la ciudadanía que estos sentimientos son normales tras situaciones de tanto estrés.

Las autoridades de Ucrania han elevado este jueves a cerca de 320 el número de niños muertos desde el inicio de la invasión rusa, al mismo tiempo que han denunciado que cerca de 600 han resultado heridos en el marco de los combates.

La Fiscalía ucraniana ha indicado en un comunicado publicado en su página web que hasta ahora ha podido verificar 138 niños muertos y 581 heridos, si bien ha resaltado que “estas cifras no son finales, ya que el trabajo está en marcha en lugares de hostilidades activas y en los territorios temporalmente ocupados y liberados”.

La provincia de Donetsk es la que acumula un mayor número de víctimas, con 297 entre muertos y heridos. Por detrás figuran la región de Járkov, con 170; la de Kyiv, con 116; la de Chernígov, con 68; la de Lugansk, con 54; la de Jersón, con 52; y la de Mikolaiv, con 48.

Además, la Fiscalía ha podido detallar la muerte de dos familias y sus cinco hijos en un bombardeo ejecutado por las fuerzas rusas el 15 de marzo contra un edificio en Mariúpol.

Un misil ruso ha alcanzado este miércoles el tren de la organización humanitaria World Central Kitchen (WCK), del chef español José Andrés, en el este de Ucrania, según ha informado el propio cocinero en su cuenta de Twitter.

En su mensaje, acompañado de una foto de la destrucción provocada por el misil, José Andrés ha señalado que no ha habido heridos en este incidente, y ha explicado que el misil ha alcanzado un vagón lleno de comida que ahora se ha perdido, pero que se podrá recuperar la que había en el resto de los vagones.

“Esto no parará a nuestros fantásticos equipos de WCK en Ucrania, que seguirán alimentando a la gente”, ha subrayado José Andrés en este mensaje en el que ha lamentado que los rusos estén atacando “duramente” las infraestructuras ferroviarias de Ucrania.

Segñun ha informado este jueves el Kremlin, las relaciones entre Rusia y los Estados Unidos se encuentran actualmente en “un punto de confrontación muy caliente”.

Así lo ha explicado Peskov, el representante de la Presidencia rusa a la agencia RIA Nóvosti, donde ha asegurado que “Washington rechazó discutir el tema de seguridad de Rusia y la no ampliación de la OTAN” hacia las fronteras rusas.

A pesar de las esperanzas que surgieron acerca de una posible mejora de relaciones tras el encuentro hace un año de los líderes de ambos países en Ginebra, Rusia no quiere poner de su parte para enderezar la situación al considerar que “no planea ser el vasallo de nadie en ningún sentido”, según Peskov.

Tras la intensa batalla de Mariúpol de las últimas semanas, el peso de la guerra ahora se centra en la ciudad ucraniana de Severodonetsk, al este del país, donde unos 10.000 civiles están atrapados sin poder ser evacuados.

“De 100.000 residentes, quedan unos 10.000”, ha afirmado Sergiy Gaiday, gobernador de la región de Lugansk, mientras ha pedido que se abran corredores humanitarios para que los civiles puedan abandonar la región.

El presidente de Francia, Enmanuel Macron, el canciller alemán, Olaf Scholz, y el primer ministro de Italia, Mario Draghi, que viajaban juntos en tren hasta Kyiv para tratar de buscar una solución al conflicto de Ucrania, ya han llegado a la capital ucraniana.

Allí les espera Volodimir Zelenski, el presidente ucraniano, con el que se reunirán próximamente para hallar una salida del conflicto armado con Rusia.

La foto que se producirá será uno de los mayores símbolos del apoyo de Occidente a Ucrania, aunque Scholz dijo recientemente que no visitaría Kiev “simplemente para hacerse una foto” con Zelenski, sino cuando hubiera motivos consistentes para hacerlo.

Lee toda la información aquí:
Scholz, Macron y Draghi ya están en Kyiv para hablar del futuro de Ucrania

La sentencia a muerte de tres combatientes extranjeros en la república separatista prorrusa de Donetsk, en el este de Ucrania, servirá de ejemplo para otros “soldados de fortuna”, ha afirmado la portavoz del ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova.

“Una sentencia tan dura parece ser un claro ejemplo para todos los demás soldados de fortuna que luchan del lado de los neonazis ucranianos o solo tienen la intención de unirse a ellos”, ha dicho Zajárova, citada por la agencia
TASS.

La portavoz ha subrayado que los condenados, dos británicos y un marroquí, han cometido “crímenes contra la población civil del Donbass”, mientras el presidente de la Duma, Viacheslav Volodin, ha señalado que es necesario mantener la pena de muerte en la república separatista de Donetsk, “sobre todo, en tiempos de guerra”.

Según estas estimaciones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), los ingresos petroleros de Rusia se situaron en mayo a un nivel equivalente al de los meses anteriores a la invasión de Ucrania, gracias al fuerte incremento de los precios, ya que el volumen de ventas fue un 2,5% inferior al de febrero y casi un 5% inferior al de enero de 2022.

Tiene, más bien, una visión distorsionada, o al menos parcial, de la historia rusa y de lo que constituye la virtud especial de Rusia. Pero esto no explica el amplio apoyo popular e intelectual con el que cuenta en Rusia la narrativa que usa para justificar sus acciones en Ucrania.

Todos somos en alguna medida esclavos de nuestros mitos nacionales, lo que ocurre es que la mitología rusa no se ajusta a la “educación universal de la especie humana”.

Ya puedes leer el texto de Robert Skidelsky en La Vanguardia

Ucrania ha explicado recientemente que sigue necesitando más armas para defenderse de los avances rusos en el sur y el este, un llamamiento dirigido a Occidente mientras se espera que los líderes de Alemania, Francia e Italia visiten Kiev este jueves.

En estos momentos, la ofensiva de Rusia está centrada en la ciudad oriental de Severodonetsk, mientras Putin intenta consolidar el control sobre el territorio meridional que abarca la estratégica ciudad de Jersón, al norte del mar Negro.

Los soldados ucranianos luchan para recuperar el terreno en los campos de trigo y en los pueblos vacíos a lo largo de una autopista desierta entre la ciudad de Mikoláiv y Jersón, ocupada por Rusia, pero aseguran que sin el envío de más armas será complicado.

El presidente de Francia, Enmanuel Macron, el canciller alemán, Olaf Scholz, y el primer ministro de Italia, Mario Draghi, viajan este jueves a Kiev para tratar de buscar una solución al conflicto de Ucrania.

Según informan algunos medios italianos y alemanes, los tres mandatarios viajan juntos en un tren en dirección a la capital ucraniana, tal y como puede verse en las fotografías publicadas en estos rotativos.

En Kiev, ambos se han citado con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, con el que se pretende enviar una señal de apoyo europeo a Ucrania, tras la invasión que sufre por parte de Rusia desde el pasado 24 de febrero.

Scholz dijo recientemente que no visitaría Kiev “simplemente para hacerse una foto” con Zelenski, sino cuando hubiera motivos consistentes para hacerlo.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, y el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, mantuvieron conversaciones este miércoles para desbloquear las exportaciones de cereales desde Ucrania.

Estas vías se encuentran actualmente bajo un “imperdonable bloqueo por parte de Rusia”, y por ello el jefe de Gobierno británico trasladó a Zelenski que “espera que se puedan hacer progresos en esa cuestión en los próximos días”, según se indicó desde Downing Street.

El mandatario inglés también alabó “la heroica resistencia de Ucrania en los últimos días y semanas”, y aseguró que Londres “continuará haciendo todo lo posible para seguir respaldando a Ucrania con ayuda defensiva”.

La comisión creada por la ONU para investigar posibles ataques a los derechos humanos durante la invasión rusa en Ucrania ha recogido información que respalda la existencia de “serias” violaciones que “quizá” alcancen la categoría de crímenes de guerra y contra la humanidad.

“Sometida a una posterior verificación, la información recibida y los lugares destruidos visitados pueden apoyar las reclamaciones de serias violaciones de los derechos humanos y las leyes humanitarias”, en Ucrania, ha dicho el jefe de esta comisión, el noruego Erik Mose.

La comisión ha visitado Kyiv, Bucha, Irpin, Járkiv y Sumy, donde se ha reunido con responsables del Gobierno de Ucrania, representantes de la sociedad civil y de las agencias de Naciones Unidas con actividad en el país y con ucranianos que están padeciendo el conflicto.

El presidente Zelenski ha reconocido que han muerto diez mil ucranianos como consecuencia de la guerra. Hubo una conversación triangular Macron-Putin-Scholz a finales de mayo que se prolongó 80 minutos.

Macron entiende que Putin ha cometido un error histórico y fundamental al invadir Ucrania, pero que no se puede humillar a Rusia. ¿Cabe una humillación mayor que declarar una guerra bombardeando la capital de un país vecino y soberano borrando las fronteras reconocidas por el derecho internacional?

El gigante ruso Gazprom ha anunciado que reducirá aún más este jueves la capacidad de suministro de gas a Europa a través del gasoducto Nord Stream, hasta los 67 millones de metros cúbicos diarios, dado que ha tenido que detener otro motor de una turbina de la empresa alemana Siemens.

“Dado que se ha superado el tiempo estipulado entre revisiones, Gazprom detiene el funcionamiento de otro motor de turbina de gas Siemens en la estación compresora Portovaya”, en la región de Leningrado, ha señalado la empresa en un comunicado publicado en su cuenta de Telegram.

La Organización de las Naciones Unidas está trabajando para esclarecer las polémicas adopciones de niños ucranianos en Rusia desde que comenzó la guerra y que han llevado a varias denuncias ante el organismo internacional.

Lo ha anunciado este miércoles la Alta Comisaria de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, quien ha aclarado que se están “investigando las denuncias de niños deportados por la fuerza desde Ucrania a la Federación Rusa”.

Bachelet ha explicado que las acusaciones de familias ucranianas explican que estos niños fueron “secuestrados de orfanatos para después ser dados en adopción en Rusia”.

El embajador ruso en las Naciones Unidas, Vasili Nebenzia, ha denunciado este miércoles que los países de la OTAN tienen “sangre de civiles en sus manos” por la guerra en Ucrania.

Nebenzia se ha referido a la utilización de artillería de largo alcance presuntamente facilitada a Ucrania por los países de la Alianza y que ha sido usada para intensificar los ataques en la región oriental de Donetsk.

Desde la ONU, Nebenzia ha denunciado que “el reciente bombardeo de Donetsk es otro horrible crimen de guerra cometido por el régimen de Kyiv” y ha acusado al gobierno ucraniano de buscar una “venganza a sangre fría” y no atacar objetivos militares.

Un misil ruso ha alcanzado este miércoles el tren de la organización humanitaria World Central Kitchen (WCK), del chef español José Andrés, en el este de Ucrania, según ha informado el propio cocinero en su cuenta de Twitter.

En su mensaje, acompañado de una foto de la destrucción provocada por el misil, José Andrés ha señalado que no ha habido heridos en este incidente, y ha explicado que el misil ha alcanzado un vagón lleno de comida que ahora se ha perdido, pero que se podrá recuperar la que había en el resto de los vagones.

“Esto no parará a nuestros fantásticos equipos de WCK en Ucrania, que seguirán alimentando a la gente”, ha subrayado José Andrés en este mensaje en el que ha lamentado que los rusos estén atacando “duramente” las infraestructuras ferroviarias de Ucrania.

Está previsto que este miércoles, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, anuncie una nueva partida presupuestaria de 1.000 millones de dólares en armas, equipo militar y suministros para Ucrania.

Desde la Casa Blanca aseguran que el nuevo paquete de ayuda militar para Kyiv contará por primera vez con los lanzadores de misiles Harpoon sobre vehículos, utilizados para atacar buques enemigos.

Los primeros 320 millones estarán dedicados a radios seguras y equipos relacionados, 160 para entrenamiento bélico y otros 55 dedicados a la entrega de gafas de visión nocturna y térmicas.

Buenos días, aquí arranca una nueva cobertura en directo de toda la actualidad relacionada con la guerra entre Rusia y Ucrania, donde les contaremos cómo avanza el conflicto entre ambos países y estaremos atentos a los movimientos de la OTAN y Occidente.

Comments are closed.