Guerra Ucrania – Rusia hoy, noticias de última hora en directo

Ucrania ve al multimillonario Roman Abramovich como un mediador eficaz entre Ucrania y Rusia, que ayuda a evitar malentendidos entre las dos partes. Lo ha asegurado hoy miércoles el negociador ucraniano Mykhailo Podolyak.

“Hace tiempo que se sabe en el espacio de los medios que es un mediador extremadamente efectivo entre las delegaciones y modera parcialmente el proceso para que no haya malentendidos desde el principio”, dijo en una rueda de prensa televisada.

Siguen llegando refugiados de Ucrania a España, huyendo de su país a raíz de la invasión rusa. Según los últimos datos, más de 7.100 niños ucranianos refugiados han sido ya escolarizados en España, indican los últimos datos del Ministerio de Educación y FP, según fuentes de este Departamento.

La mayor parte de estos menores han sido escolarizados en Catalunya, Comunidad Valenciana, Comunidad de Madrid y Andalucía.

Hace unas pocas semanas, el Gobierno estimaba la escolarización en unos 100.000 menores. Sin embargo, este mismo miércoles el Ministerio ha rebajado esta estimación a unos 20.000 menores.

El primer ministro de Italia, Mario Draghi, ha pedido hoy al presidente de Rusia, Vladímir Putin, “señales claras de desescalada” en favor de un proceso de paz en Ucrania.

Lo ha hecho en una llamada telefónica hoy miércoles. Y es que los dos presidentes abordaron los pasos dados en las últimas rondas de negociación entre la parte ucraniana y la rusa y concordaron mantenerse en contacto.

Draghi ha destacado “la importancia de establecer cuanto antes un alto el fuego para proteger a la población civil y apoyar el esfuerzo negociador”, según detallan las fuentes del Gobierno de Italia.

Los negociadores de Rusia y Ucrania se han vuelto a ver esta semana en Estambul, con Turquia como mediadora. Ambas partes han dejado claras sus demandas, en unas conversaciones que ofrecen los primeros signos de profeso desde el incio de la invasión de Rusia a Ucrania.

¿Qué quiere Rusia? ¿Qué concesiones va a hacer Ucrania? ¿Qué respuesta da Rusia? En este artículo te lo contamos.

Ucrania asegura que 40.000 personas han sido trasladadas forzosamente de la asediada ciudad ucraniana de Mariúpol a territorio ruso o controlado por Rusia. Lo ha dicho hoy ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU la embajadora ucraniana, Eugenia Filipenko, que ha insistido en que Rusia está cometiendo crímenes de guerra en su país.

Las fuerzas rusas han matado alrededor de 5.000 personas en esa ciudad, mientras 160.000 siguen malviviendo sin electricidad, calefacción o formas de comunicarse con el exterior, según ha defendido hoy la embajadora de Ucrania ante la ONU en Ginebra.

La imagen difundida por internet corresponde a daños en el almacén de la ciudad de Mariúpol de Cruz Roja, según acaba de confirmar el Comité Internacional de esta organtización (CICR) Según informan, no han podido aportarles ayuda en el último mes por falta de garantías de seguridad.

El equipo de CICR en Mariúpol salió hace dos semanas en una evacuación en la que los civiles abandonaron la ciudad por sus propios medios. La entidad humanitaria indicó que no tiene manera de conocer la gravedad de los daños o si hubo víctimas.

Recordamos que decenas de miles de civiles siguen bajo el asedio de las tropas de Rusia en Mariúpol.

Rusia ha dicho hoy que está reagrupando sus fuerzas militares en torno a Kiev y Chernígov, en el norte de Ucrania. Según el Ministerio de Defensa, en este sitio se han cumplido los principales objetivos en el marco de la actual campaña militar de Rusia.

“En torno a Kiev y Chernígov se lleva a cabo una programada reagrupación de tropas”, dijo el portavoz de Defensa ruso, Igor Konashénkov.

Recordamos que, tras las negociaciones de ayer con Ucrania en Estambul, Rusia se comprometió a disminuir la presión ofensiva sobre ambas ciudades.

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, ha asegurado hoy que hay un “avance positivo” las negociaciones con Ucrania en Estambul. En estas reuniones, Kyiv ha presentado propuestas para el arreglo del conflicto que satisfacen las principales demandas del Kremlin.

“Valoramos los resultados de las negociaciones de ayer en Estambul como un avance positivo. Eso sí, esto aún no es un resultado definitivo”, ha dicho el ministro de Exteriores de Rusia a la prensa durante su visita a China, según recogen medios rusos.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, han mantenido hoy una nueva conversación telefónica, en la que han compartido la evaluación de la situación en el cambo de batalla y en la mesa de negociaciones.

Según las primeras informaciones de la Casa Blanca, los líderes hablaron de como están trabajando las 24 horas para cumplir con las peticiones de asistencia de Ucrania. Según las fuentes, Biden ha informado a Zelenski que pretende proporcionar 500 millones de dólares en ayudas al gobierno de Ucrania.

Aún no hay acercamiento entre Rusia y Ucrania acerca de los territorios de Crimea y el Donbass, donde la posición rusa “no ha cambiado”, según el jefe negociador ruso, Vladímir Medinski. A pesar de esto, ha asegurado hoy por primera vez que
Ucrania ha manifestado su disposición a cumplir las condiciones que más interesan a Moscú.Se trata de unos requisitos aceptados por Kyiv que van a permitir “unas relaciones normales” entre los dos países eslavos, según ha dicho hoy Rusia. A pesar de esto, Moscú insiste en que se va a tener que seguir hablando.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha defendido hoy ante el canciller alemán, Olaf Scholz, y al primer ministro italiano, Mario Draghi, los motivos por los que ha decidido cobrar el gas en rublos. El mandatario insistió en que esto no afectará a las compañías europeas, según ha informado el Kremlin.

“El cambio del mecanismo de pagos se implementa debido a que, en violación de las normas del derecho internacional, los países miembros de la UE congelaron las reservas en divisas del Banco de Rusia”, explicó la Presidencia rusa al sobre las conversaciones telefónicas.

Rusia planea mantener sin cambios el precio del contrato de exportación de gas a los países “no amigos”. A pesar de esto, el pago deberá hacerse en el equivalente en rublos en un día de liquidación previamente acordado, siendo esta una de las opciones para implementar el cambio de la moneda, según fuentes rusas.

El presidente Vladímir Putin ha avanzado que Rúsia pronto exigirá a los países “no amigos” que paguen el combustible en rublos. Se trata de algo que ha disparado la alarma sobre una posible escasez de gas en Europa.

Cabe recordar que Rusia es el principal productor de gas natural del mundo.

El ministro de Exteriores de Ucrania, Dimitro Kuleba, ha pedido a la Unión Europea nuevas sanciones “duras” y “lo antes posible” contra Rusia por su ofensiva militar.

En una llamada con el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, el ministro ucraniano ha exigido elevar la presión contra Rusia en la medida en la que “duren los bárbaros crímenes de guerra rusos”.

“El quinto paquete de sanciones de la UE debe llegar lo antes posible y ser lo más duro posible”, ha reclamado Kuleba, según ha informado el propio ministro un mensaje en Twitter.

Por su lado, el jefe de la diplomacia comunitaria ha asegurado que la UE mantendrá la presión para parar la agresión armada contra Ucrania. “He reafirmado el apoyo continuo de la UE a Ucrania y su pueblo”, ha subrayado el político español.

Estados Unidos cree que los asesores del presidente de Rusia, Vladimir Putin, le están “desinformando” sobre el desempeño de las fuerzas rusas en Ucrania y el impacto de las sanciones sobre la economía, según ha informado la CNN citando a un funcionario estadounidense.

Los principales asesores del mandatario ruso estarían “demasiado asustados” para contarle “la verdad”, según ha indicado el funcionario, que menciona unos documentos de la Inteligencia estadounidense que han sido desclasificados.

El funcionario estadounidense ha indicado que, según la información con la que cuentan, Putin se habría dado cuenta de esta estrategia, lo que ha generado un roce entre él y los funcionarios de Defensa de alto rango rusos.

“Tenemos información de que Putin se ha sentido engañado por el Ejército ruso. Ahora hay una tensión permanente entre Putin y el Ministerio de Defensa, que deriva en que Putin no confía en el liderazgo de la cartera”, ha indicado.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha reiterado que el Reino Unido debería continuar “intensificando las sanciones” contra Rusia hasta que “cada una de su tropas esté fuera de Ucrania”.

El líder “tory” ha señalado que su Gobierno está “sin duda, considerando elevar una marcha el apoyo (británico) a los ucranianos al tiempo que estos se defienden (de los rusos)”.

El jefe del Ejecutivo del Reino Unido ha valorado que un alto el fuego en la guerra entre Rusia y Ucrania no sería suficiente para que se retiraran las sanciones impuestas al Gobierno del presidente ruso, Vladímir Putin. “En mi opinión, deberíamos continuar intensificando las sanciones con un programa continuo hasta que cada una de sus tropas esté fuera de Ucrania”, ha indicado.

El jefe de la delegación rusa que negocia con Ucrania el fin de la guerra, Vladimir Medinski, ha asegurado que Kyiv está “dispuesta” a cumplir con los “requisitos fundamentales” de Moscú en materia de seguridad, que implican que su país vecino no entre en la OTAN.

Medinski ha destacado que si se cumplen estos “requisitos”, la “amenaza” de que la OTAN “cree un punto de apoyo en territorio ucraniano se eliminará”, ha recogido la agencia de noticias rusa
Interfax.

El jefe de la delegación rusa ha afirmado que Ucrania ha formulado estas tesis “por escrito” y las presentó en la ronda de conversaciones que tuvo lugar el martes en Estambul. “Nos dieron los principios de un posible acuerdo futuro por escrito”, ha asegurado.

Según Medinski, además de la eliminación de la posibilidad de que Ucrania se integre en la OTAN, Kyiv también se ha mostrado dispuesta a “renunciar a las armas nucleares, así como a la posesión, adquisición y desarrollo de armas de destrucción masiva”.

Asimismo, Ucrania también habría renunciado a acoger bases y contingentes militares extranjeros y a realizar ejercicios militares con la participación de Fuerzas Armadas extranjeras “sólo de acuerdo con los Estados garantes, incluida Rusia”.

El ministro de Exteriores de Hungría, Peter Szijjarto, ha acusado al Gobierno de Ucrania de intentar interferir en las elecciones húngaras de este domingo.

“La izquierda húngara mantiene una constante coordinación con los representantes del Gobierno ucraniano”, ha afirmado Szijjarto en un vídeo difundido en las redes sociales sobre un supuesto intento de Kyiv de tratar de influir en las elecciones legislativas a favor de la oposición.

Más allá de esta acusación, el ministro del Gobierno ultranacionalista húngaro no ha ofrecido ninguna prueba que respaldase sus palabras.

El alcalde de Irpin, Oleksandr Markushin, ha cifrado hoy en 300 el número de civiles que han muerto durante la ofensiva de las tropas rusas sobre esa localidad a las afueras de Kyiv, donde también perdieron la vida unos 50 militares ucranianos en los combates.

“Todavía no hay información exacta sobre el número de civiles asesinados en Irpin, pero la cifra aproximada es unas trescientas personas. Muchos están enterrados en patios y parques, otros todavía están bajo los escombros”, ha señalado en una rueda de prensa en Kyiv.

Además, Markushin ha señalado que el 50% de la ciudad ha sido destruida y ha catalogado a los ciudadanos de Irpin como un “pueblo heroico que ha impedido que los enemigos entren en Kyiv”.

El alcalde también ha asegurado que el 100% de la ciudad ya está bajo control del Ejército ucraniano, pero que es necesario limpiar los escombros y los restos de artefactos explosivos para que puedan regresar sus habitantes, algo que estimó que podría pasar en un mes.

El número de muertos en el ataque ruso contra un edificio oficial en la ciudad ucraniana de Mikolaiv ha ascendido a 15, según ha informado la agencia Ukrinform.

Los servicios de emergencia han anunciado que habían extraído de entre los escombros un total de 14 cuerpos sin vida, mientras que uno de los heridos murió en el hospital.

En estos momentos continúan trabajando en las tareas de rescate un equipo compuesto por 63 rescatadores, equipados con 12 vehículos, dos grúas, una excavadora y dos camiones.

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha acusado a las fuerzas armadas rusas de haber usado en al menos 24 ocasiones bombas de racimo, prohibidas por la ley internacional, contra áreas pobladas de Ucrania.

En esta misma intervención ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Bachelet también ha asegurado que se han cometido ataques indiscriminados contra hospitales, escuelas y otras infraestructuras que “están prohibidos por la ley humanitaria nacional y podrían constituir crímenes de guerra”.

La Convención sobre Municiones en Racimo, en vigor desde 2010, prohíbe el uso, desarrollo, fabricación y adquisición de este armamento debido a su impacto indiscriminado entre los civiles, aunque potencias como Rusia, Estados Unidos o China aún no lo han ratificado.

El negociador jefe ruso, Vladímir Medinski, ha dejado claro a Ucrania que el estatus tanto de la anexionada península de Crimea como de las repúblicas populares de Donetsk y Luhansk, cuya independencia fue reconocida por el Kremlin, son intocables para Rusia en las negociaciones de paz.

“Quiero subrayar que la postura de principio de nuestro país en relación con Crimea y el Donbass sigue siendo invariable”, ha asegurar Medinski en una declaración por la televisión pública.

Por su parte, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, catalogó como “positivas” las negociaciones entre ambos bandos celebradas el martes en Estambul. “La soberanía y la integridad territorial de Ucrania deben quedar garantizadas. No puede haber ni habrá ningún compromiso sobre la soberanía e integridad territorial”, señaló.

Medinski destacó a su regreso de Estambul que “ayer, por vez primera en muchos años, las autoridades de Kyiv expresaron su voluntad de llegar a un acuerdo con Rusia. Se mostraron dispuestas a cumplir con las principales demandas en las que Rusia insistió durante los últimos años”.

El negociador se refería a la renuncia de Ucrania a ingresar en la OTAN, a pertenecer a bloques militares, a las armas nucleares y a poseer, adquirir o desarrollar otras armas de destrucción masiva, y a acoger bases o contingentes militares extranjeros.

El portavoz del Ministerio de Defensa de Ucrania, el coronel Oleksandr Motuzyanyk, ha señalado que sí es cierto que se ha producido una “retirada parcial de unidades del enemigo” en los alrededores de Kyiv.

Recordemos que Rusia se comprometió ayer a reducir la presencia de sus tropas en la capital.

“Sin embargo, no podemos hablar aún de un repliegue a gran escala”, ha matizado el portavoz, que ha señalado que “es muy pronto para saber qué intenciones tiene Rusia”.

El asesor del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, Mijailo Podolyak, ha reiterado que un supuesto referéndum sobre un futuro Tratado de Seguridad sobre el estatus de Ucrania sólo será posible tras la retirada de las tropas rusas.

“El referéndum no podría celebrarse hoy porque ahora mismo estamos bajo ley marcial”, ha señalado Podolyak, que también ha asegurado que el procedimiento para celebrar este tipo de consultas en Ucrania es “claro y equilibrado”.

El asesor ha explicado que para que el tratado quedara “anclado correctamente” en el derecho internacional, el procedimiento pasaría por celebrar primero un referéndum en todo el territorio ucraniano. A continuación, el tratado sería ratificado por la Rada ucraniana y por los parlamentos de los países garantes de la seguridad de Kyiv.

Sin embargo, este proceso es difícil de imaginar hasta que las tropas rusas no se hayan retirado por lo menos hasta las posiciones que ocupaban el 23 de febrero, el día anterior a la invasión, ha precisado Podolyak.

El presidente ucraniano Zelenski ya señaló el pasado domingo que es “imposible” que los líderes de Estados Unidos, Reino Unido, Polonia y Turquía, a los que Kyiv aspira a ver como garantes de su seguridad, suscriban ningún documento mientras la guerra siga en marcha.

El Ejército del Aire ha terminado su misión de vigilancia del espacio aéreo de Bulgaria y ahora se prepara para el inicio de una nueva operación en Lituania, donde han desplegado ya ocho cazas F-18 para contribuir al control y disuasión del cielo báltico.

Un total de 130 militares y cuatro aviones de combate Eurofighter llegaron a Bulgaria a mediados de febrero para colaborar con su Fuerza Aérea en la vigilancia de su espacio aéreo dentro de las misiones de la OTAN de disuasión en su frontera este.

Una vez finalizada esta misión este 31 de marzo, España inicia una nueva operación de Policía Aérea, esta vez en la base de en la base de Siauliai en Lituania, como ha publicado la OTAN.

Estas misiones de policía aérea empezaron el año 2004, cuando Estonia, Letonia y Lituania, sin una Fuerza Aérea con capacidad propia suficiente de vigilancia y defensa, se unieron a la OTAN.

La misma delegación ucraniana que ha mantenido conversaciones con Rusia en Estambul esta semana se va a quedar para mantener conversaciones sobre cooperación “técnico-militar” con el Gobierno turco, según ha revelado el negociador ucraniano David Arakhamia.

Turquía ha desempeñado un papel de intermediario entre Ucrania y Rusia desde la invasión rusa.

Anteriormente, Turquía ha estado cooperando estrechamente con Rusia en materia de energía, comercio y defensa, pero también ha vendido a Kyiv aviones no tripulados Bayraktar TB-2, lo que ha provocado el enfado de Moscú.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha señalado que todavía
queda mucho por negociar y que Rusia no ve que se lograra “algo muy prometedor” en las conversaciones de paz que su delegación mantuvo el martes con los enviados de Ucrania en Estambul.

El representante del presidente ruso, Vladímir Putin, admitió que en el encuentro cara a cara que facilitó Turquía sí hubo un aspecto positivo. Este fue, según él, que Ucrania concretara sus propuestas.

El corresponsal de
La Vanguardia en Moscú, Gonzalo Aragonés, nos detalla las últimas informaciones sobre las conversaciones de paz entre Ucrania y Rusia.

Las tropas rusas siguen bombardeando casi todas las localidades que se encuentran a lo largo de la línea del frente que separa el territorio controlado por Ucrania del que está en manos de los separatistas prorrusos de la región de Donetsk.

Lo ha explicado el gobernador regional Pavlo Kyrylenko en declaraciones a la televisión nacional ucraniana, donde ha considerado que la situación podría empeorar, ya que tras el anuncio de la retirada de efectivos militares rusos en Kyiv y Cherníhiv, ahora estos se concentrarán en la zona este del país, donde precisamente se encuentra la región de Donetsk.

Las autoridades ucranianas todavía no han confirmado que Rusia haya cumplido su promesa de reducir los ataques sobre la capital de Ucrania y la ciudad norteña de Cherníhiv, ya que durante la pasada noche se han producido bombardeos y han seguido sonando las sirenas antiaéreas.

“Las sirenas antiaéreas sonaron en casi toda Ucrania por la noche, hubo bombardeos en Cherníhiv, en la región de Khmelnytsky, varios cohetes fueron derribados sobre Kyiv”, ha asegurado Vadym Denysenko, asesor del ministerio del Interior ucraniano. Por lo tanto, “no es posible decir que los rusos están reduciendo la intensidad de las hostilidades” en ambas localidades.

En la región de Kyiv también se han escuchado combates que se están produciendo en Irpen, una localidad que los ucranianos dicen haber recuperado tras ser ocupada por los rusos.

Más de cuatro millones de personas se han visto obligadas a huir de Ucrania desde el inicio de la invasión, según la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

La mayoría de los refugiados son mujeres y niños, ya que los hombres de entre 18 y 65 años de edad están obligados a permanecer en el país.

El país que está recibiendo un mayor flujo migratorio es Polonia, con prácticamente la mitad de estos cuatro millones de personas.

Moscú ha comunicado que no hay avances en las negociaciones con Ucrania después de la reunión de los delegados de ambos países en Estambul, aunque ha destacado algunos puntos “positivos” de la conversación.

Entre los elementos positivos se puede destacar que la parte ucraniana comenzara a “formular y poner en papel” sus propuestas. “Hasta ahora no lo habíamos logrado”, ha asegurado ​el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, durante su rueda de prensa telefónica diaria. “No podemos constatar avances, nos espera un trabajo bastante largo” ha añadido.

El jefe de la delegación rusa, Vladímir Medinski, aludió ayer por primera vez a la posibilidad de un “tratado” entre Moscú y Kyiv después de unas negociaciones que describió como “constructivas”.

Ucrania ha visto reducidas e impedidas sus exportaciones agrícolas desde que comenzó la guerra, lo que se calcula que ya ha causado unas pérdidas por valor de 1.500 millones de dólares, según datos del Ministerio de Agricultura en Kyiv.

Antes de la invasión rusa, Ucrania exportaba cada mes cinco millones de toneladas de productos agrícolas a través de los puertos de Odesa y Nikolaev, que ahora se encuentran bloqueados.

Ahora mismo, el país sólo dispone de los puertos fluviales del Danubio y de las rutas terrestres para enviar sus exportaciones, que se cifran ahora en 0,5 millones de toneladas de cereal.

Los productos agrícolas representaban antes de la guerra el 41% de las exportaciones totales de Ucrania, tercer productora mundial de cebada, y en cuarto y quinto lugar para las exportaciones de avena y de maíz, respectivamente.

En estos momentos, Ucrania exporta 30.000 toneladas de cereales cada día a través de las vías férreas. “Estamos trabajando con los socios europeos para resolver esta cuestión,” ha explicado el viceministro de Agrigultura, Taras Vysotsky.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Mykola Solsky, ha explicado que están buscando rutas logísticas alternativas para continuar exportando sus productos.